Thursday, July 2, 2009

El país de los ciegos voluntarios

Sé que te conocían como a un hombre que sabía qué era qué, pero nunca realmente pude comprender por qué. ¿Será, tal vez, porque la humanidad se encuentra tan absorta con lo que conoce que una vez que se presenta algo diferente no tiene idea de qué hacer con ello, y solo tú puedes ver las cosas como son? Eso explicaría -solo un poco- la razón por la que el ser conservador tiene sus beneficios traslapados por los perjuicios, pues de nada sirve la vista si vamos a andar con las manos cubriendo nuestros ojos, ¿verdad? Hombre que sabe qué es qué, dime qué es el cambio y luego ayúdame a contárselo a todos aquellos que lo buscan, de tal manera que la ceguera voluntaria y el miedo a lo nuevo cesen de existir. El miedo, principalmente.

Conocer es entender, y este a su vez aceptar.

No comments:

Post a Comment

Estas son las crónicas de un soñador empedernido que ha encontrado el significado último de las cosas por venir y que decide compartir su finito conocimiento para el bien de quien decida usarlo, si primero descubre cómo y en el tiempo suficiente como para que le sea útil. El único aviso es el siguiente: ¿De qué sirve mirar el futuro cuando el presente lo determina, y este, a su vez, es determinado por el pasado?