Sunday, June 20, 2010

Puedes intentarlo

...Y la gente me miraba al pasar, sabían lo que yo, lo notaban en mí y observaban sin hacer nada, sin posibilidad de hacer nada...

Un hombre con los días contados no puede vencer a su destino, y el resto del mundo, incluso aquellos que querrían prestarle su ayuda, no tienen más que dar un paso atrás y dejar que la situación se desenvuelva como está previsto; un "hombre muerto" que camina solo hacia su fin, que sonríe como despedida y sabe, siente, que nunca es demasiado tarde para ser cualquier cosa que se proponga ser. Y la gente me miraba al pasar, sabían que era feliz, lo notaban en mí y observaban sin hacer nada, sin posibilidad de hacer nada. Porque de nada habría servido.


El único que puede vencerme soy yo.

No comments:

Post a Comment

Estas son las crónicas de un soñador empedernido que ha encontrado el significado último de las cosas por venir y que decide compartir su finito conocimiento para el bien de quien decida usarlo, si primero descubre cómo y en el tiempo suficiente como para que le sea útil. El único aviso es el siguiente: ¿De qué sirve mirar el futuro cuando el presente lo determina, y este, a su vez, es determinado por el pasado?