Sunday, June 24, 2012

Neutral y despiadada


A veces escucho decir que la vida es injusta, y a veces lo siento de primera mano. No importa cuán bueno seas, cuántos actos nobles realices, si eres solidario, si llevas una vida honesta, si tratas bien a los demás; la vida te considerará uno más del montón. Pero no hará esto por malicia, ni te recompensará en ocasiones por ser bondadosa. Como lo veo, la vida es totalmente imparcial y desinteresada, puede ayudarte o ahogarte según las circunstancias, y justamente por eso es también despiadada. No tiene compasión, y no hay razón para que la tenga, no está en su naturaleza intercerder por nadie, sólo es y no hay forma de cambiarla. Lo único en lo que podemos encontrar consuelo es que cada uno decide cómo aprovechar lo que recibe, cómo tomar las oportunidades o las durezas que se nos presentan. Y en base a nuestra actitud es que mejoramos o empeoramos nuestras propias vidas.


La vida no es injusta, es indiferente.

No comments:

Post a Comment

Estas son las crónicas de un soñador empedernido que ha encontrado el significado último de las cosas por venir y que decide compartir su finito conocimiento para el bien de quien decida usarlo, si primero descubre cómo y en el tiempo suficiente como para que le sea útil. El único aviso es el siguiente: ¿De qué sirve mirar el futuro cuando el presente lo determina, y este, a su vez, es determinado por el pasado?